"Watchmen": los justicieros más queridos

El éxito de la serie Watchmen se debe a que las historias contadas son inspiradas de la novela gráfica.

Los fans podrán ver muchas referencias sobre la novela gráfica creada por Alan Moore y Dave Gibbons, en la narrativa.


Al principio pareciera que se iba a tratar sobre las guerras raciales y policiales, pero el productor Lindelof va retomando poco a poco hasta llevarnos por completo al universo Watchmen experimentando otras situaciones y problemas.


El tema principal es el racismo que siempre estará presente en la serie, también la familia es parte fundamental donde el mensaje es que la familia siempre será eso, el cual se protegerán uno al otro, claro no sería Watchmen sin los justicieros que son los protagonistas de la serie.


Esta miniserie de nueve capítulos logra representar varios temas, pero sin dejar verse en lo absurdo y trata bien tanto en los personajes, en el guion y la trama.

El personaje principal, Ángela es la mujer que mientras avanza la trama más te sorprende y van revelando poco a poco sus secretos, mientras que Will Reeves un anciano que junto con Ángela servirá para realizar la más grande conspiración de la ciudad Tulsa.


El compañero de Ángela, muestra una historia muy devastadora y que no logran explotar demasiado bien, mientras Lady Trieu es una joven con pensamientos muy retorcido y es una persona realmente fría.


Y por último Adrian Veidt, en sus apariciones aveces suelen ser cómicas, a veces retorcido, a veces vengativo, pero el final que le dan es muy merecedor para un personaje de su alcance.


El director ha hecho un buen trabajo y dudo que un fan le pueda reprochar algo y para poner la cereza en el pastel el final es maravilloso entre ver qué pasa que lado gana en esas instancias el espectador no sabe que es mejor y peor, los diálogos junto con un buen manejo visual hace que el público disfrute de una buena pelea.

0 vistas0 comentarios