Verstappen, va por el liderato de Hamilton en el GP Países Bajos

Max Verstappen (Red Bull), ganador de la esperpéntica carrera en Bélgica el pasado domingo, llega este fin de semana al circuito de casa, en Zandvoort (Países Bajos), a solo tres puntos del líder y heptacampeón mundial Lewis Hamilton (Mercedes).


El Mundial 'cerró' por vacaciones tras una carrera loca y accidentada en Hungría, en la que Hamilton recuperó el liderato que Verstappen le había arrebatado cinco carreras antes, en Mónaco. Tras el parón veraniego de tres semanas, la lluvia, un auténtico diluvio, arruinó el Gran Premio de Bélgica, que se saldó con el reparto de la mitad de puntos según el orden de la parrilla.


La carrera, que debía arrancar a las tres de la tarde, no lo hizo hasta las 18:17 (las 16:17 GMT), tras varios aplazamientos y un par de interrupciones. Y se resolvió con tres vueltas detrás del coche de seguridad para poder hacer una clasificación: Fue declarado ganador Verstappen, por delante de George Russell (Williams) y Hamilton. Verstappen sumó doce puntos y medio, en lugar de 25, y ahora está a tres puntos de los 202,5 con los que lidera Hamilton.


Aunque todos los pilotos admitieron que era imposible rodar, por la nula de visibilidad -debido a la enorme cantidad de agua que escupían los neumáticos de lluvia extrema-, a casi nadie le pareció normal que se repartieran puntos y se hiciera ceremonia de podio. Carlos Sainz declaró que no se merecía ese medio punto sin correr y Fernando Alonso consideró que "muchos han tenido las Navidades anticipadas, porque que te den los puntos sin correr es un shock". 'Mad Max' apuntó que "está bien ganar, pero no así" y Hamilton pidió que "al público le devuelvan el dinero".


El fiasco cobró tal dimensión que el francés Jean Todt, presidente de la FIA planteó abiertamente la posibilidad de una reforma del reglamento de la Fórmula 1 para evitar situaciones tan absurdas como la de Spa-Francorchamps. Y anunció que este asunto se añadirá a la agenda de la próxima reunión de la Comisión de F1, el 5 de octubre.


Así que, visto lo visto, todos desean que la categoría reina recupere su normalidad en los Países Bajos, segunda parada del 'tríptico' que se completa el siguiente fin de semana en Monza, sede del Gran Premio de Italia. Este viernes la F1 regresa 36 años después a Zandvoort, un circuito renovado, corto, de 4.259 metros y 14 curvas (10 a la derecha), en el que será complicado adelantar. El domingo está previsto dar 72 vueltas, para completar un recorrido de 306,6 kilómetros.


Será la trigésima quinta edición del Gran Premio de los Países Bajos, la trigésima primera en el Mundial de F1. El primer ganador fue el Príncipe Bira de Siam, en 1948; y el primero en subir a lo más alto del podio en un Gran Premio de Fórmula 1 disputado en Holanda fue el italiano Giuseppe Farina, en 1952.Zandvoort no acoge un Gran Premio desde 1985, cuando el mítico Niki Lauda firmó -saliendo desde la décima plaza- su vigésima quinta y última victoria en F1, el año de su segunda y definitiva retirada. El genio austriaco ganó por delante del francés Alain Prost y del brasileño Ayrton Senna, que completaron un podio histórico cuyos integrantes suman diez Mundiales.


El 'ejército naranja' abarrotará Zandvoort para animar a su paisano Max Verstappen, que afirma que "sería increíble volver a ganar en otro circuito local"; tras haberlo hecho este año en Spa, habitualmente copada por la afición neerlandesa; y en las dos carreras de Austria, en el Red Bull Ring de Spielberg (Estiria), propiedad de su escudería, Red Bull.


Carlos Sainz, que el miércoles cumplió 27 años y que este curso -con su segunda plaza en Mónaco y la tercera de Hungría- ha elevado a cuatro su número de podios en F1, espera mantener una progresión que lo sitúa, de momento, en la sexta plaza del certamen, con 83 puntos y medio, 1,5 más que su colega monegasco en la 'Scuderia', Charles Leclerc.

Alonso -undécimo (38)-, que a los 40 y tras dos años de ausencia, sigue asombrando en la pista, espera volver a los puntos en los Países Bajos; después de que lo único que sacase en claro en Bélgica fuera convertirse en el segundo piloto de la historia con más carreras disputadas, deshaciendo a su favor el empate que le unía al brasileño Rubens Barrichello. Suma 323 y sigue a 18 del finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo), de 41, que el miércoles anunció que se retirará al final de esta temporada.

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo