"The morning show": el acoso sexual normalizado

The morning show ha sido de las grandes sorpresas de producción del streaming Apple TV con un tema tan complejo, tan complicado y tan actual como es el: acoso y abuso sexual.

Sin rodeos la serie empieza acusando a su gran estrella noticiero, Mitch (Steve carrell), de acoso sexual y abuso sexual, su acompañante del programa the morning show, Alex (Jennifer Aniston), supuestamente se le ve sorprendida y da un mensaje de apoyo a las mujeres, después pide perdón en nombre de su compañero aunque al final del mismo episodio nos muestran qué hay algo más feo en ese programa, en detrás de cámaras.


En el programa representan bien cada uno de los personajes que suele haber en estos casos, empezando por el depredador sexual que está a cargo del actor Steve Carell que hace un buen trabajo y representa bien al acosador que cae bien, guapo y que cuesta creer que hiciera tanto daño a las mujeres. Es simpático como suele ser el actor que por momentos cuesta mucho odiarlo, pero conforme pasa la historia terminas odiándolo.


Después está la victima, esta vez solo se enfocan en una que a sus espaldas todos y todas sus compañeras sabían lo que le ocurrió, pero prefierieron hablar mal de ella a sus espaldas y no preguntar nada.


La presentadora Alex (Jennifer Aniston), al principio se hacía pasar como que no sabía nada sobre los acosos sexuales, aunque poco a poco ella se da cuenta que fue víctima, hasta todavía iba a visitar al acusado por la costumbre y por no creer tanto lo que se rumoraba.

Después de tanta comodidad y de permitir estos abusos llega una joven periodista con ilusiones y sueños que quiere cambiar y lograr justicia aunque tenga que destruir su trabajo ideal.


El dueño del medio de comunicación se entera de lo que hacía su presentador estrella y cómo era una persona que le convenía económicamente prefiero cubrirlo y ofrecer a las víctimas ascenso para callarlas.

El tema del acoso y abuso sexual es muy bien planteado ya que algo tan complejo logra cubrir todos los aspectos posibles, superficiales, pero tratan de cubrir todo, es una serie que vale la pena ver para que hombres entiendan desde que punto está mal y desde cuando empieza el aviso como son simples comentarios machistas y misoginos.


Como bien lo decía Steve Carell “yo lo veía algo normal”, cuando hacía comentarios como “te deberías de poner un vestido”, “que lindo se te ve ese vestido”, “quisiera que tuvieras ese vestido porque así ella estuviera encuerada”, frases que ya empiezan a cruzar la línea del acoso y que hace sentir mal a cualquier mujer.


Cuando empieza darse esta noticia del acosos del “carismático” periodista, hay una confusión entre algunos hombres y mujeres que laboran ahí que no saben si hacen bien o forman parte del acoso y abuso sexual que prefieren ocultar su relación.


Creo que con el empiezo del movimiento Me Too, a varias personas del mundo también no tenían muy en claro desde cuando empezaba el acoso sexual y sin duda es una educación que se ha ido dando poco a poco para hombres y mujeres, porque son problemas que se fueron normalizados y no se sabía que causaban tanto daño.


Sin olvidar también la desigualdad laboral que en un entorno patriarcal las mujeres tienen miedo de contradecir a cualquier hombre del noticiero.


El mundo necesita más series como The morning show para ir eliminando el machismo y la misoginia de la vida cotidiana.


El final es impactante que te hace llorar por ver qué tanto daño puede causar el acoso y abuso sexual y te da alegría por la decisión de las dos conductoras de The Morning Show que alzan las voces por las que no pueden y dicen alto al acoso y abuso y todas las que estén de acuerdo que se junten a ellas.

2 vistas0 comentarios