"The Crown": la familia real no tan real

En la tercera temporada de The Crown es un poco radical porque ya empieza la trancision de la madurez de la Reina Isabel II junto con toda su familia.

El cambio de la artista que interpreta la Reina Isabel de Claire Foy, que actuó durante dos años realizando un buen trabajo, le entregó el papel a la actriz Olivia Colman, con el crecimiento de la Reina también crece la idea de que la monarquía es un símbolo más caduco.


La serie se caracterizó desde la primera temporada por hacer crítica desde adentro de la familia real con una hermana que quiere ser libre y un esposo que sueña con volar, pero lo limitan.


Con escenas hilarantes entre pláticas de la Reina Isabel II y su madre que prácticamente le dice que ellas no hacen nada y solo tienen que confirmar lo que hace el gobierno sin cuestionar ni pensar.


También la serie muestra hechos históricos mundialmente o nacionales que de alguna forma repercute en la monarquía y llenos de emociones como el caso de Aberfan, donde se colapsó una mina de carbón catapultando a toda una primaria con 144 muertos.


Está tercera entrega muestra el periodo entre 1964 y 1977 que significa cambios de gobiernos, crisis financieras, políticas y muchas ideologías.

Mientras hay grandes cambios externos, la familia real intenta dar una impresión más humanista, dando un documental al mundo, mismo que fue criticado porque solo fue un ejemplo que viven con grandes lujos, privilegios heredados y todo esto sin ser trabajadores, ni merecidos, pero sacrifican su individualidad y su libertad.


Sus locaciones, como recrean vestuarios, paisajes, tecnología en el año que supuestamente es la historia es impresionante y no deja de decepcionar.


Por último igual y mucha gente no le interesa una serie sobre la familia real británica por ideología, por desinterés o porque simplemente no le llama la atención, créanme que yo soy crítica y tengo la idea que debería de desaparecer el reinado, pero esta serie vale la pena verse porque como lo mencioné hay varias partes donde el guion es muy crítico, también te dan otro punto de vista desde adentro de la monarquia y siempre queda la idea de que la monarquía no sirve en nada y solo tienen provilegios, mientras que parte del pueblo no tienen nada o trabajan mucho para vivir.

0 vistas0 comentarios