"Mare of Easttown": fracasos y aciertos de una detective

Mare of Easttown, es la serie perfecta que muestra que no necesitas de protagónicos perfectos para realizar una buena trama.

Se trata de la historia de Mare Sheehan (Kate Winslet), una detective fracasada en un pueblo pequeño de Pensilvania, que lleva un caso por años sin resolver.


Siendo un pueblo pequeño, todos se conocen y hablan de todos a las espaldas el uno al otro, Mare tratando de hacer su trabajo a veces bien, a veces mal, siempre interviene sus sentimientos y su objetividad se ve nublado por pensar que conoce a la perfección a toda su gente.


A pesar de pensar que se conocen todos, incluso en la propia familia cada uno tienen sus secretos, algunos inocente, otros más graves que incluso tienen que ver con el asesinato más reciente de una joven.


Mare se enfrenta a un nuevo caso de un asesinato sobre una joven, Erin, que conocía a la perfección por eso le duele más y como sus antecedentes no la ayudan, le llevan a un detective como apoyo, Colin (Evan Peters), supuestamente un trabajador que resolvió un caso importante, pero tras va ocurriendo la historia Mare y Colin se darán cuenta que tienen más en común de lo que imaginaban.


La actuación de Kate es impresionante, como ya lo ha demostrado y en esta serie tiene buena mancuerna con Peters, incluso más que con el hombre que supuestamente sería su pareja.


En su propio movimiento feminista la actriz Kate, logra manejar una imagen un poco descuidado en toda la miniserie, sin maquillaje, con panza y ropa holgada demuestra que no necesita una mujer de gran producción para resaltar y hacer una buena serie, tanto que la actriz se enojó con HBO por haberle quitado sus arrugas en el póster.


Mare tiene una vida complicada profesional y personalmente y aun así logra al último momento armar todas las piezas del rompecabezas , tal vez apoyada e inspirada por su colega Colin.

Madre de dos jóvenes, divorciada, viviendo con su mamá trata de sobrevivir día a día para no caer en depresión, a pesar de tener problemas con casi todo el mundo.


Es una serie desgarradora que aunque no te lleva a límites, llegas a sentir lástima por la protagonista, porque a pesar de haber un asesinato en medio es impresionante, que el espectador le llegue a preocupar otras cosas que incluso resolver el homicidio.


Es decir, es una serie policiaca con dos historias diferentes, pero igual de relevantes: un feminicidio y una desaparecida y aún así la serie logra que el espectador no se enfoque en solo estos problemas, sino en los secretos familiares, en los problemas de Mare, como lucha por realizar aunque sea algo bueno en su trabajo y confesiones.

2 vistas0 comentarios