"Dead to me": las amigas inseparables

La segunda entrega de Dead to me viene más consolidada y con más humor negro para entregar.

Regresa la mancuerna de Jen y Judy las mejores amigas de la televisión y que sin duda demuestran cada vez más química que hace de la serie más real y divertida.


Aunque la serie suele ser un poco predecible, es algo que no importa porque no es la intención sino hacerle honor y ser sarcásticos a las historias de asesinatos y gente poderosa.


La historia principal sigue siendo la muerte y nos muestra una amistad que se complementan y que brillan las dos juntas y por separada, en la primera temporada aunque se veían más juntas ahora en esta hay un tiempo que se ven por separados y aún así triunfan y siguen encantando.


Se unen personajes entrañables y otros no tan relevantes pero que complementan bien la historia. También le dan más espacio a los hijos y con interacciones muy graciosa como cuando el hijo habla de sexo con la amiga de su mamá.


Logran un buen equilibrio al mantener de principio a fin el humor negro el thriller y el misterio con un guion hilarante.

Aunque el final de la segunda temporada no fue tan intrigante como en la primera sin duda esperamos la tercera y ya se convirtió en una serie fundamental de Netflix.

1 vista0 comentarios